¿Qué nos dice la Biblia sobre la oración?


Ya hemos visto la manera correcta de orar, las cosas por las cuales debemos orar y los beneficios de la oración. Continuemos conociendo acerca de la oración a la luz de la Biblia: nuestra fuente más confiable. Pero en esta ocasión, de una manera más general, nos preguntamos:

¿Cuáles son algunas cosas que nos dice la Palabra de Dios acerca de la oración?


Para orar debemos tener fe

“Y todo lo que pidan en oración, creyendo, lo recibirán».”

‭‭Mateo‬ ‭21:22‬ ‭

“Pero que pida con fe, sin dudar. Porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra.”

‭‭Santiago‬ ‭1:6‬ ‭

Sin fe es imposible agradar a Dios (He. 11:6). Tenemos que ir delante de nuestro Padre celestial en oración, teniendo la plena seguridad de que nos escucha y de que nos responderá, aunque Su respuesta no necesariamente sea la que nosotros esperamos: tenemos fe (plena confianza) en Él, y en Su amor por nosotros.


El Espíritu Santo intercede por nosotros

“De la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. No sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.”

‭‭Romanos‬ ‭8:26‬ ‭

Aunque seamos creyentes, aún tenemos pecado en nosotros. Así que, es necesario que el Espíritu Santo interceda por nosotros en la oración, porque, en muchas ocasiones, no sabemos orar conforme a la voluntad de Dios. Pero el Espíritu Santo sí la conoce, y nos ayuda transformando nuestras pobres oraciones en oraciones poderosas. ¡Gracias, maravilloso Espíritu Santo! La oración nos ayuda a perdonar al prójimo

“Y cuando estén orando, perdonen si tienen algo contra alguien, para que también su Padre que está en los cielos les perdone a ustedes sus transgresiones.”

‭‭Marcos‬ ‭11:25‬ ‭

Al orar, también es necesario que le pidamos a Dios que nos ayude a perdonar a quien nos haya hecho mal. Después de todo, ¿cómo pretendemos que Dios nos perdone a nosotros, si nosotros no podemos perdonar al que nos ofende?

Nuestra comunión con Dios demanda que tengamos comunión con los hermanos. Estar dispuestos a perdonar es una actitud cristiana que debemos practicar.


En toda situación debemos orar

“Estén siempre gozosos. Oren sin cesar. Den gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús.”

‭‭1 Tesalonicenses‬ ‭5:16-18‬ ‭

En este verso podemos ver que la oración no solamente es para momentos de tribulación. En momentos de prueba sí debemos orar a Dios, pero también lo debemos hacer en momentos de alegría. Durante los momentos de angustia oremos por fortaleza y consolación, y en momentos de regocijo, oremos con acción de gracias y alabanzas.



Al confesar nuestros pecados en oración, experimentamos a un Dios perdonador

“Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad.”

‭‭1 Juan‬ ‭1:9‬ ‭

Es importante que durante nuestro tiempo de oración reconozcamos nuestros pecados delante de Dios. Dios quiere que seamos sinceros con Él, y no que tratemos de ocultar pecados. No hay un solo día en que nosotros no pequemos.

¡Qué maravilloso es saber que Dios nos recibe, nos perdona y nos limpia de toda maldad cuando confesamos nuestros pecados y nos apartamos de ellos! Gracias a Dios por Jesucristo.

Por lo tanto, cada vez que oremos, seamos sinceros y abiertos delante de Dios. Y que cada día que pase, el SEÑOR haga que nuestros corazones sean más como Su corazón.