La Educación Es Vida: Charlotte Mason



Charlotte Mason describió su enfoque de la educación en tres palabras; ella dijo: "La educación es un ambiente, una disciplina, una vida". Ya hemos visto las dos primeras palabras. Hoy hablemos de La educación es una vida.


“Mis hijos están aburridos con este plan de estudios. Y el problema es que no es la primera vez. Probamos materiales de tres editoriales diferentes”, confesó Amelia. "Nada parece funcionar".


Amelia se beneficiaría al recordar la frase de Charlotte: "La educación es una vida". Esta faceta es probablemente la más familiar de las ideas de Charlotte. Ella quería que la educación estuviera viva para los niños, que diera a sus mentes el alimento de ideas vivas en lugar de hechos secos.


Una de las formas en que hizo que la educación “viviera” fue utilizando libros vivos. Un libro vivo es un libro escrito por un autor apasionado por el tema y escrito en forma de narrativa o historia. Estos libros atraen al lector a la historia y hacen que los eventos cobren vida.


Pero una educación basada en ideas vivas es más que libros vivientes. Charlotte quería presentarles a los niños las grandes ideas de hombres y mujeres del pasado, y esas ideas también se pueden comunicar a través del arte y la música. Así que Charlotte utilizó el estudio de imágenes y el estudio de la música como parte de su generoso plan de estudios. De hecho, todos sus métodos complementan esta idea de que la educación está viva. Eche un vistazo a esta lista rápida de sus métodos y vea cómo se concentran en comunicar grandes ideas, no solo hechos secos.


  • Libros Vivos: lectura de un libro escrito por un autor apasionado por el tema y escrito en forma narrativa o de historia.

  • Narración: pedirle al niño que le cuente con sus propias palabras lo que acaba de ver, leer u oír.

  • Libro de los siglos: cada estudiante agrega información, bocetos y recordatorios en su línea de tiempo en un libro mientras lee sobre eventos históricos y personas.

  • Matemáticas Prácticas: énfasis en la comprensión de los conceptos, utilizando manipuladores, antes de trabajar con los símbolos en papel.

  • Estudio de la naturaleza: pasar tiempo al aire libre mirando la creación de Dios, dibujando y describiendo en un cuaderno de la naturaleza cualquier elemento de interés, luego identificándolo y etiquetándolo con la ayuda de guías de campo.

  • Copywork: Practicar la escritura a mano copiando cuidadosamente pasajes de fuentes vivas, como las Escrituras, la poesía o los libros vivientes.

  • Dictado: Aprender la ortografía (y reforzar la puntuación y la gramática) mediante el estudio de una oración o un pasaje seleccionado de un libro vivo en lugar de solo una lista de palabras.

  • Estudio de imágenes: mirar el trabajo de un artista hasta que puedas cerrar los ojos y verlo claramente en tu mente, luego esconder el trabajo original y narrar cómo se ve.

  • Estudio musical: escuchar el trabajo de un compositor hasta familiarizarse con su música y estilo de composición.

Con el plan de estudios, con demasiada frecuencia nos conformamos con lo que parece fácil en lugar de ir en busca del tesoro de lo que está vivo. La educación es una vida llena de ideas. Difundamos el festín de las ideas vivas ante nuestros hijos en lugar de darles migajas secas de hechos.


¡La educación es una atmósfera, una disciplina, una vida!


Escrito por: Sonya Shafer


Traducido al español por: Nelly Vizcarrondo


Reproducido y traducido con el permiso de Simply Charlotte Mason


https://simplycharlottemason.com/