3 Formas sencillas de enriquecer su experiencia de educación en el hogar


Hoy es una publicación especial para aquellos que están pensando en la educación en el hogar para el próximo año escolar y están buscando algunas formas simples de incorporar algo más que lo académico. Quiero compartir contigo tres formas sencillas de enriquecer tu experiencia de educación en casa.


Estos son tres métodos breves y agradables que Charlotte Mason utilizó con sus alumnos para incorporar música, arte y poesía a su educación.


Solo se necesitan cinco minutos, tres veces a la semana. Pero esos pequeños y constantes toques se sumarán a un año escolar maravillosamente enriquecedor. Así que veamos cómo hacer esas tres asignaturas de enriquecimiento.


Arte

Primero, el arte. No te preocupes, no tienes que ser un aficionado al arte para disfrutar de esta sencilla técnica. Esto es lo que debes hacer. Elija un artista y muestre una imagen de ese artista a sus alumnos. Anímelos a mirar de cerca hasta que puedan cerrar los ojos y visualizar la imagen en detalle en su imaginación. Si una parte de la imagen está borrosa, pueden abrir los ojos y volver a mirar esa parte. Pero anímelos a mirarlo hasta que tengan esa imagen colgada en la galería de arte de sus mentes. Luego, dé la vuelta a la imagen y vea si sus alumnos pueden describirla. Una vez que le hayan dicho todo lo que pueden recordar, mire la imagen nuevamente para aclarar o confirmar lo que describieron. Luego, exhiba esa imagen durante el resto de la semana.


Eso es todo. Mire, esconda y describa, mire de nuevo, discuta si lo desea y exponga. Tarda unos cinco minutos. Pero si te quedas con un artista y haces ese pequeño ejercicio con varias de sus obras, tus alumnos comprenderán muy bien el estilo de ese artista.


Puede encontrar obras de artistas en Internet u obtener un calendario de pared con bonitas imágenes grandes. Lo principal es no dejarse intimidar. Puede aprender a disfrutar del arte junto con sus niños. No es necesario ser un experto para mirar, esconder y describir, volver a mirar y mostrar la imagen. Haga eso solo un día a la semana y toda su familia comenzará a formar algunas amistades con artistas que enriquecerán su educación. Y, por supuesto, siempre pueden leer sobre esos nuevos amigos también.


Así es como se agrega arte: cinco minutos una vez a la semana.


Música

Ahora hablemos de música. A continuación, se muestra una forma sencilla y similar de agregar música a la escuela de su hogar. Elija un compositor y quédese con él durante varias semanas. Toca la música de ese compositor a menudo. Puede reproducirlo como música de fondo durante el almuerzo o como una lista de reproducción por las mañanas para que todos los niños sepan que deben terminar lo que están haciendo y reunirse para el trabajo escolar. Podrías ponerlo en la radio del carro mientras van a algún lugar. Tienes la idea, simplemente toca la música de ese compositor a menudo, no incesantemente, pero a menudo, y menciona el nombre del compositor a medida que lo haces, para que tus alumnos comiencen a relacionar ese nombre con la música que están escuchando.


Luego, una vez a la semana, siéntese y escuche con atención una de las piezas de ese compositor. Diga a sus alumnos el nombre de la pieza, luego escuche atentamente y responda. Pueden inventar una historia que vaya con la música. Pueden hacer un dibujo para acompañar la música o inventar una obra de teatro que la acompañe o moverse al ritmo de la música o escuchar las partes fuertes y las partes suaves. Entiendes la idea. Ofrézcales la oportunidad de responder.


Y al igual que el arte, quédate con ese compositor durante varias semanas. Cada semana tenga un tiempo de escuchar una pieza diferente de ese compositor. Después de varias semanas, sus alumnos (y usted) comprenderán bien el estilo de ese compositor. Si desea incluir una biografía de ese compositor en algún momento durante esas semanas, no dude en hacerlo también.


Puedes encontrar álbumes de música de compositores específicos en línea.


Eso es arte y música. Extiéndalos durante la semana para agregar variedad y mantener las cosas manejables. Así que tal vez hagas tu estudio de imágenes (mirar, describir y volver a mirar) los lunes. Y tal vez hagas tu tiempo de escuchar atentamente los miércoles. Recuerde, puede tocar la música de ese compositor durante toda la semana, pero hágalo escuchando con atención solo una vez a la semana.


Poesía

Y luego puedes agregar poesía los viernes, si quieres. Este es probablemente el más fácil de los tres, así que no se deje intimidar. Esto es lo que debe hacer: leer un poema en voz alta y disfrutar de cómo el autor usó las palabras. Eso es todo. Sin analizar, sin diseccionar. Disfrútenlo juntos.


Si desea concentrarse en un poeta durante varias semanas, puede hacerlo. O simplemente puede tomar un libro de poemas y elegir uno para compartir cada semana, tal vez un poema de temporada o un poema de la naturaleza o un poema divertido o un poema que cuente una historia. Vea cómo se siente ese día en particular y lea un poema que encaje. Tú decides.


Si no está seguro de por dónde empezar, utilice uno de los muchos sitios web de poesía en línea. Ahí encontrará muchísimos poemas para compartir con sus niños.


Ahora, leer un poema en voz alta probablemente no tomará cinco minutos. Entonces, si lo desea, también podría invitar a sus alumnos a hacer un dibujo del poema (si se adapta bien a eso) o a representar el poema (si es un poema de historia). Incluso podrían memorizar un poema juntos. Depende de usted hasta dónde quiera llevar esto, pero comienza simplemente leyendo un poema en voz alta una vez a la semana. Usted puede hacer eso. Y las mentes de sus estudiantes se enriquecerán al escuchar ese uso poderoso y encantador de las palabras.


Ahí lo tienes: Tres formas sencillas de enriquecer tu experiencia de educación en casa. Haga un estudio de imágenes los lunes, un tiempo para escuchar música los miércoles y lea un poema en voz alta los viernes. O, utilice los días de la semana que mejor se adapten a su familia. Y la mejor parte es que puede hacer esto con todos sus estudiantes juntos, sin importar sus edades o niveles de grado.


Solo lleva cinco minutos, tres veces a la semana, y creo que se sorprenderá de lo mucho que disfrutan todos esos toques simples y enriquecedores.


Escrito por: Sonya Shafer


Traducido al español por: Nelly Vizcarrondo


Reproducido y traducido con el permiso de Simply Charlotte Mason


https://simplycharlottemason.com/

Recent Posts

See All

©2020 by Conversando Contigo Mujer. Proudly created by Nelly Vizcarrondo